TAGS
alaska alberta amor banff bc ferries bicicletas electricas blackball Canadá Oeste cannabis coronavirus covid19 cruceros Enlaces ferrys frontera indigenas Noticias oeste orcas osos parques nacionales ratas transferwise turismo Viajar vuelos washington wetsuweten
Los canadienses recelan de los norteamericanos

Los canadienses recelan de los norteamericanos

Desde el pasado mes de marzo, la frontera entre los Estados Unidos y Canadá está cerrada. Solo se permite el paso a personas que puedan justificar la causa (trabajo esencial…) o bien si se trata de atravesar Canadá para llegar hasta Alaska. En este último caso, hay que hacerlo de manera directa, haciendo tan pocas paradas como sea posible, y con el mínimo contacto con la población local.
Las diferencias sobre el desarrollo de la pandemia del coronavirus a un lado y otro de la frontera son importantes. Mientras que en los Estados Unidos los casos parecen aumentar, en Canadá (y sobre todo en el oeste) se están llevando a cabo políticas estrictas de tests y seguimientos, que mantienen la pandemia a unos niveles mucho más bajos. Por otro lado, la protesta de la población contra el uso de mascarillas y la distancia social, ha sido mucho más intensa en los Estados Unidos que en Canadá (y todavía más en las reservas indias).
Esta divergencia en la evolución del coronavirus a un lado y otro de la frontera ha empezado a hacer crecer el recelo de los canadienses hacia sus vecinos del sur. Se han dado algunos casos (pocos) de barcos norteamericanos que han pedido permiso para ir hacia Alaska, y han sido encontrados en pequeños puertos solitarios de la costa de la Columbia Británica, bajando a tierra a comprar sin ninguna medida de precaución ni distancia social. La rumorología habla de muchos más casos, e incluso de estrategias como apagar los localizadores de radio que todo barco lleva, para no poder ser detectados mientras hacen turismo por la costa canadiense. Todo ello ha llevado a un grupo de jubilados a hacer un seguimiento por radio y aplicaciones varias, de los barcos que entran en aguas jurisdiccionales canadienses proviniendo de los Estados Unidos. Cuando ven movimientos sospechosos, lo denuncian en un santiamén a la Policía Montada del Canadá (que no os creáis que van a caballo cuando vigilan las costas de su país).
Se han denunciado también casos de norteamericanos que aprovechan para hacer turismo en los parques nacionales u otros lugares perdidos. Dicen que van hacia Alaska, pero van haciendo paradas no permitidas, desviándose de la ruta más directa (y no tan atractiva). Incluso el Primer Ministro de la Columbia Británica se ha hecho eco de rumores que hablaban de turistas norteamericanos parando en pueblos solitarios lejos de la ruta. Debéis tener en cuenta que el eslogan promocional de esta provincia es “Beautiful British Columbia”, que lo llevan escrito incluso a las matrículas: a nadie lo sorprende que los norteamericanos quieran hacer paradas en su provincia, ¡más bonita que cualquier otro lugar del mundo!
Había que actuar contra este abuso de los siempre ruidosos y engreídos vecinos del sur. Manos a la obra. Las autoridades canadienses han reducido a 5 los pasos fronterizos por donde se puede entrar para dirigirse en Alaska. Se hará colgar una tarjeta en el retrovisor del coche, que tiene que ser fácilmente visible, con la fecha máxima de salida del Canadá (o entrada en Alaska). Y sobre todo, multas e incluso, estancias de 6 meses en una prisión del Canadá.
Ya veremos si algún norteamericano acaba haciendo vacaciones entre rejas canadienses (lo dudo), pero muy pocas veces había visto a los canadienses reafirmar su soberanía respecto a los Estados Unidos. Cosas de esta pandemia, que van dejando unos posos que ya veremos si el viento se los lleva, una vez se haya controlado el coronavirus.
Autor: Francesc Nolla


Comparteix-ho:


Este sitio web utiliza cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas galletas y la aceptación de nuestra política de cookies, pulse el enlace para más información.

ACEPTAR

Aviso de cookies